Uncategorized

Normas de citación y Bibliografía de referencias

By February 14, 2017 No Comments

En Redpensar se utilizan las normas para la citación y la elaboración de listas de referencias establecidas en la sexta edición del Publication Manual of the American Psychological Association (2013).
Una de las características fundamentales del sistema de citación APA es la referencia parentética, esto es, que en el cuerpo del texto se indica la información necesaria para reconocer la fuente de la cita mediante su inclusión dentro de un paréntesis, el cual remite a una lista de referencias que se presenta al final del escrito. En consecuencia, estas normas de citación determinan criterios tanto para la elaboración de las citas en el cuerpo del texto como para el diseño de cada una de las entradas en la lista de referencias correspondientes.
Cita dentro del texto
Las normas de citación APA señalan que toda cita –directa o indirecta– debe acompañarse de una referencia parentética que permita identificar la fuente de la cual se recupera. Dicha referencia debe incluir la siguiente información, la cual se separa mediante comas:

 El autor o los autores indicados por medio de su primer apellido.
 El año de publicación de la obra que se consultó para la elaboración del trabajo.
 La página de la que se tomó el material de la fuente consultada antecedido de la sigla “p.” en el caso de una sola página o la sigla “pp.” para páginas múltiples.
 En caso de que el material consultado no contenga la fecha de publicación (como suele suceder en las fuentes de internet), se utiliza la abreviatura s.f. –sin fecha– en lugar del año.
 En caso de que el material consultado no se encuentre paginado (como suele suceder en las fuentes de internet), se puede señalar la sección o el número del párrafo del que se toma la cita. Si la oración que antecede la cita –directa o indirecta– incluye el nombre del autor, no es necesario añadirlo en la referencia parentética. En este caso sólo se indica el año de publicación y las páginas entre paréntesis. Las citas directas cortas, esto es, de menos de 40 palabras se incluyen en el texto y se indican utilizando comillas dobles tanto al comienzo como al final de la cita. Inmediatamente después de las comillas de cierre se incluye la referencia parentética. Bourdieu (2003) sugiere que “[…] el campo científico, al igual que otros campos, es un campo de fuerzas dotado de una estructura, así como un campo de luchas para conservar o transformar ese campo de fuerzas” (p. 64); sin embargo, señala también que éste es un campo diferenciado de los demás, el cual cuenta con ciertos rasgos que le son específicos.

2

En el caso de las citas directas largas, esto es, de 40 palabras o más se indican mediante un bloque de citación –sin utilizar comillas dobles–, el cual se separa del cuerpo del texto con espacios en blanco en cada extremo –al comienzo y al final– y se sangra 1,25 cm del margen izquierdo. Inmediatamente después del punto final de dicho bloque de citación se incluye la referencia parentética.

Al respecto, Marc Augé (2006) explica que hoy la política continúa siendo lo que era ayer, es decir, ritual. La política continúa siendo la proveedora de sentido social y terrestre y su crisis actual se debe, por un lado, al hecho de que ella es responsable de sus fracasos pasados y, por otro, a que no ha medido su nuevo espacio. (p.117)

En el caso de una citación indirecta o parafraseo, esto es, aquella que hace mención de las ideas de un autor con las palabras de quien realiza el trabajo, se debe hacer la referencia parentética al final de la oración o párrafo que la incluya. Aunque no es necesario que en una cita indirecta se señale la página, se recomienda al autor proveer esta información –si esto es posible– para una identificación más rápida y precisa de la información.

En el texto “Cuando los árboles son desierto”, el cual puede encontrarse en la recopilación de escritos del Observatorio social de América Latina –OSAL- titulada Conflictos sociales y recursos naturales Héctor Alimonda (2005, pp.33-40) afirmaba que en Brasil, en 2004, los bancos tuvieron la mayor ganancia desde el punto de vista del capital financiero.

En el caso de una cita tomada de la Biblia, la referencia parentética debe incluir el nombre del libro acompañado del capítulo y los versículos, e.g., (libro capítulo: versículo). Si la oración incluye el nombre del libro, la referencia parentética sólo debe señalar el capítulo y el versículo.
Bibliografía de referencias
Todos los escritos deben incluir al final una bibliografía de referencias en la que se incluyen todas las obras citadas. Dicha lista debe satisfacer las siguientes características:
 Se ordena alfabéticamente por la primera letra de la referencia.
 Las obras de un mismo autor se ordenan cronológicamente.
 Formato de sangría francesa.

“Después de esto, Jesús se fue con sus discípulos al territorio de Judea. Allí estuvo con ellos y bautizaba. Juan también estaba bautizando en Ainón, cerca de Sallín, porque allí había mucha agua; la gente venía y se hacía bautizar” (Juan 4, 22-23).

3

 Cada cita en el texto debe tener su correspondiente entrada en la bibliografía y viceversa. No deben incluirse obras que no hayan sido citadas, como obras para ampliación de la información o bibliografía secundaria.

A continuación, se presenta una lista de ejemplos de las principales obras de consulta para su elaboración:

Libro con un autor. Apellido, A. A. (año de publicación). Título de la obra consultada en cursiva. Lugar de publicación: Editorial.

Libro con varios autores (2-5 autores). Apellido, A. A., Apellido, B. B. & Apellido, C. C. (año de publicación). Título de la obra consultada en cursiva. Lugar de publicación: Editorial.

Libro con varios autores (6 o más autores). Apellido, A. A. [del primer autor listado], et al. (Año de publicación). Título de la obra consultada en cursiva. Lugar de publicación: Editorial.

Libro traducido. Apellido, A. A. [del autor] (año de publicación). Título de la obra consultada en cursiva (Iniciales y Apellido [del traductor], trad.). Lugar de publicación: Editorial.

Libro editado. Apellido, A. A. (ed., dir., o comp.) (año de publicación). Título de la obra consultada en cursiva. Lugar de publicación: Editorial.

Libro en edición diferente a la primera. Apellido, A. A. (año de publicación). Título de la obra consultada en cursiva (número ordinal de la edición acompañado de la sigla ed.). Lugar de publicación: Editorial.

Bustelo, E. (2011). El recreo de la infancia: argumentos para otro comienzo. Buenos Aires: Siglo XXI.

Augé, M. (2006). Hacia una Antropología de los mundos contemporáneos (A. Luis Bixio, trad.). Barcelona: Editorial Gedisa.
Mato, D. (comp.) (2005). Cultura, política y sociedad – perspectivas latinoamericanas. Buenos Aires: CLACSO.

España, O. (2008). Educación Superior en Centroamérica (2ª ed.). Guatemala: Universidad de San Carlos de Guatemala.

4

Obras en varios tomos o volúmenes. Apellido, A. A. (año de publicación). Título de la obra consultada en cursiva (Número de los volúmenes o tomos consultados antecedidos de la sigla Vol. o Tomo). Lugar de publicación: Editorial.

Capítulo de libro. Apellido, A. A. [del autor del capítulo]. Título del capítulo consultado. En iniciales y apellido [del editor, compilador o director] (ed., dir., o comp.), Título de la compilación en cursiva (pp. páginas inicial y final del capítulo). Lugar de publicación: Editorial.

Artículo de revista especializada. Apellido, A. A. (año de publicación). Título del artículo. Título de la revista en cursiva, volumen de la revista (número de la revista), páginas inicial y final del artículo.

Artículo de periódico. Es muy común que los artículos de periódicos y revistas no especializadas no sean redactados por un autor, sino que sean responsabilidad de un equipo de redacción. En este caso, en lugar de identificar el artículo con el autor, en la entrada de la bibliografía de referencia se comienza con el título del artículo.

Título del artículo. (Año de publicación, día mes). Título del periódico en cursiva, páginas inicial y final del artículo.

Ricoeur, P. (2001). Tiempo y Narración (Vols. I-III). México: Siglo XXI Editores.

Ricoeur, P. (2001). Tiempo y Narración (Vol. II). México, Siglo XXI Editores.

Vidal, S. (2003). Ecología de la acción y crecimiento en ampliación abarcativa. En A. Elizalde (comp.). Las nuevas utopías de la diversidad – lo deseable vuelve a ser posible (pp.71110). Santiago de Chile: Editorial Universidad Bolivariana.

Camargo, A., & Riveros, F. (2015). Efectos del estrés social agudo sobre la atención selectiva en estudiantes Universitarios. Informes Psicológicos, 15(2), 33-46.

Respeto a la libertad de cátedra. (2016, 16 noviembre). La Nación. Recuperado de http://www.nacion.com/opinion/editorial/Respeto-libertadcatedra_0_1596840304.html

5

En caso de que el artículo consultado sí sea preparado por un autor personal, la entrada se elabora normalmente.

Apellido, A. A. (Año de publicación, día mes). Título del artículo. Nombre del periódico en cursiva, páginas inicial y final del artículo (en caso de que sea impreso).

Obras recuperadas de internet. Se prepara la entrada de manera normal y luego del punto final se añade: Recuperado de http://www.xxxxxxx.xxx

Ávalos, A. (2016, 1º mayo). Moda de partos caseros se extiende sin controles. La Nación. Recuperado de: http://www.nacion.com/nacional/salud-publica/Moda-partos-caserosextiende-controles_0_1558044234.html

Bolaños, C. (2011). Aspectos por considerar al elaborar propuestas de modificación parcial o integral de planes de estudio y para creación de carreras. Recuperado de http://www.cea.ucr.ac.cr/diea/documentos/Modificaciones%20a%20.

Leave a Reply